Cosas que suceden a las niñeras

Publicado el por ops1

Has decidido comenzar a independizarte, pero como no consigues un trabajo que te deje seguir tus estudios y de vez en cuando asistir a fiesta con tus amigos, recurres, a la siempre fabulosa idea de dedicarte a ser niñera. Pero cuidado, hay algunas cosas que debes saber antes de embarcarte en esta aventura, y que sólo las verdaderas niñeras podrán entender.

Las niñeras saben que la hora de realizar las tareas de los niños es excesivamente estresante. Y ni mencionar la hora de la cena. Es un esfuerzo colosal. Pero también les dan de comer el chocolate por kilo. Y les preocupa que se lo cuenten a sus padres.

No se te ocurra jugar al escondite, los niños son demasiado buenos. Pero si insisten y sientes pánico, no te preocupes, sólo ten el teléfono de emergencias a la mano, por si alguna de las inocentes criaturas se pierde dentro de la casa.

Dejar a los niños jugar con tu cabello es un dolor como ningún otro. Todo contacto cercano significa que siempre corres el riesgo de contraer una tos realmente flemosa, porque los niños tienen un resfriado permanente.

Las niñeras se encuentran constantemente a gatas recogiendo micro piezas de juguetes perdidos en la alfombra. Y la hora del baño les hace desear no haber llevado ropa bonita.

Cuando los padres llegan a casa entonados y preguntan: “¿cuánto te debemos?”, aunque se los hayas dicho antes, pon cara de “ohh, lo que quieran”. Y como ellos están felizmente entonados, obtendrás más que tu tarifa por hora.

 

 


Comments

comments

Leave A Response