La burocracia en México

Publicado el por admin

Dijo Carlos Castillo Peraza «La burocracia es el arte de convertir los fácil en difícil por medio de lo inútil«. Los invito a desglosar esta sabia frase…

«…el arte de convertir lo fácil…» Si en el ámbito de la teoría, tuviéramos que definir burocracia, deberíamos usar conceptos tales como organización de tareas, división de responsabilidades, especialización del trabajo, procedimientos regularizados claros y concretos cuyo objetivo final es un funcionamiento eficaz del aparato administrativo gubernamental de un país. En una palabra, la burocracia busca simplificar y facilitar la vida de los ciudadanos.

«… en difícil…» Sin embargo en la práctica, esos conceptos parecen traídos de otro planeta. México se encuentra entre los 10 países más burocráticos del mundo. A pesar de contar con un sistema político Republicano, Federal y democrático, el gobierno sufre de una centralización que complica la existencia a todo aquel que ose realizar un trámite.

«… por medio de lo inútil…» Una maraña de leyes, procedimientos y requisitos inútiles enferman y desgastan a la sociedad. Es por esto que los mexicanos (y los latinoamericanos en general) utilizamos el término burocracia de manera peyorativa y como sinónimo de ineficiencia gubernamental. Visto del lado de afuera de la ventanilla, el burócrata marca su tarjeta de ingreso, lee el periódico mientras toma su desayuno y promediando el mediodía revisa el primer expediente. La administración pública sufre el síndrome del «papelito impreso»: necesita que todo se lleve en formato papel, pues pareciera que los datos que arroja el sistema informático no son de fiar. Por supuesto que el que en realidad termina padeciendo esa enfermedad es el ciudadano común que tuvo que ir personalmente a gestionas su CURP porque el sistema no lo «reconoce».

Estamos ante la urgencia de darle un enfoque más efectivo y eficiente al aparato gubernamental de México. Sabemos que el gobierno ya está trabajando para agilizar y facilitar la vida ciudadana. Porque la realidad es que los mexicanos queremos cumplir con nuestras obligaciones civiles, prueba de esto son las largas filas que se forman para llevar a cabo cualquier trámite. Necesitamos empatía y preparación por parte de los recursos humanos que se encuentran del lado de adentro de la ventanilla. Necesitamos celeridad en la resolución de problemas. Necesitamos que la teoría se fusione con la práctica y que la burocracia se convierta en lo que realmente es: una herramienta que ordena y facilita los deberes civiles de una nación.

Si quieres agilizar tu proceso de curp te recomendamos el siguiente enlace.


Comments

comments