Requisitos más comunes a la hora de solicitar un crédito o préstamo personal

Publicado el por admin

 

La situación económica está llegando a un punto algo caótico y los bancos, los que precisamente tendrían que encargarse de que la liquidez fluyese en estos momentos, han cerrado el grifo.
Con esto te queremos decir que es posible que te pongan toda una serie de trabas e impedimentos para evitar que consigas el préstamo.
Esto también tiene su sentido; precisamente uno de los problemas del endeudamiento actual es que en el pasado han concedido muchos créditos personales sin ni tan siquiera ponerse a examinar de forma detenida la solvencia económica del cliente.
En las siguientes líneas vamos a analizar algunos de los requisitos más habituales que nos suelen pedir:

Estabilidad

Hoy en día es raro que nos concedan un préstamo o crédito personal si no tenemos una cierta estabilidad laboral; normalmente se nos pide que aportemos una determinada nómina, pero no solo eso, sino que también tenga un cierto tiempo de antigüedad. Por otro lado, el tipo de contrato también influye: y es que para el banco, no será lo mismo una persona que tiene un contrato temporal, que uno indefinido.

Capacidad para poder devolver el pago

Para el banco tenemos que ser lo que ellos denominan “clientes sin riesgos”. Con esto se refieren a que seamos capaces de poder ingresar una cierta cantidad de dinero. Aquí es donde entra en juego la regla del endeudamiento, la que establece que jamás se podrá conceder más dinero de lo que sume el total del 40% de los ingresos que entran en el entorno familiar.
También existen algunos criterios mínimos en cuanto a salarios; hay que se cumpla con este criterio, si la cantidad de dinero que se cobra es muy baja, o para el banco es muy baja, lamentablemente no nos darán lo que pedimos.

Edad

Los bancos establecen ciertas edades en dónde es más sencillo la concesión del crédito; por lo general, se establece que cuanto más jóvenes somos, más facilidad tenemos de que nos lo puedan llegar a conceder. El intervalo realista de edad en el que se suelen conceder los préstamos es a partir de los 20 años, hasta que se cumplen los 70 años, pero los bancos pueden hacer excepciones dependiendo de la situación específica de cada cliente.

Fichero de morosos

Cómo último o quizás primer factor, nos encontramos con los ficheros de morosos. Este tipo de fichero incluye perfiles de clientes que no han satisfecho deudas con ciertas entidades: por ejemplo, con la compañía de teléfonos, o de la luz.
En los últimos años, estos ficheros ya no tienen tanta importancia como antes, pero algunas entidades no te concederán el crédito aunque debas tan solo 30$ a una compañía telefónica, por lo que conviene revisarlos por si acaso.
Teniendo en cuenta estos requisitos ya estás preparado para poder pedir el crédito.


Comments

comments